Ultimátum a la Tierra (1951)

Posted in Ciencia Ficción, cine with tags , , , , on diciembre 14, 2008 by José Luis Parra

Llega el estreno del remake de Ultimátum a la tierra y voy a aprovechar para escribir una reseña sobre este clásico.

Ultimátum a la tierra, su título en inglés fue “The Day the Earth Stood Still”, estrenada en 1951, dirigida por Robert Wise, unos de los grandes artesanos de Hollywood y al que volveremos a ver en otra de ciencia ficción “la Amenaza de Andrómeda”. Wise dominará varios generos, como lo demuestran sus éxitos. Montador de “Ciudadano kane”, y director de “Sonrisas y Lágrimas” y de “West Side Story”. La Banda sonora está realizada por Bernard Hermann, que con ella introdujo grandes innovaciones que supusieron un punto y aparte en lo que al género de ficción se refiere.

Protagonizada por:

* Michael Rennie, quien intervino en muchas películas fantásticas y fue secundario en muchas otras, fundamentalmente protagonizadas por Victor Mature. Aparte de ésta se le recuerda por su papel de Pedro en La Túnica Sagrada. En Ultimátum a la Tierra hace el papel del extraterrestre Klaatu.

* Patricia Neal, actriz principal, que ganaría un oscar con Hud, pero que yo recuerdo, especialmente, de “El Manantial” junto con Gary Cooper.

* Hugh Marlowe, actor secundario que participó también en otras películas de género fantástico, y como secundario también en algunas célebres cuyo protagonista fue Burt Lancaster: “el Fuego y la Palabra”, El Hombre de Alcatraz”, “ Los siete días de mayo” .

* Sam Jaffe, participó en muchas películas muy conocidas, siendo un eminente secundario. Las más conocidas, “Horizontes Perdidos”, “Gunga Din” , “ La Jungla de Asfalto” o “Ben-Hur”.

Ultimátum a la Tierra, coincide con muchas películas de ciencia ficción muy conocidas, todas tienen como telón de fondo el macarthismo y los procesos que comprendieron la denominada “caza de brujas” que se dio acabada la segunda guerra mundial, como producto de la guerra fría. MacCarthy fue destituido en 1954, pero los procesos continuarían, al menos dos años más. El enemigo extraterrestre puede ser fácilmente vinculado al enemigo soviético. Aunque sólo sea por lo que tiene de amenaza terrorífica e indefinida. Algunos títulos siguen esta línea, “El Enigma de Otro Mundo”, 1951; “la Guerra de Otros Mundos” ,1953, sobre el clásico de H.G. Wells; “invasores de Marte”, 1953. “El monstruo de Tiempos Remotos” , 1953, que no trata de invasores pero que recoge la problemática nuclear, el otro tema candente en la época.“La Invasión de los Ladrones de Cuerpos”, 1956, de Don Siegel, se estrena al final del periodo que tratamos y, en embargo, es la que carga más las tintas por su contenido xenofóbico e ideológico.

La película comienza con el aterrizaje de una nave en Washigton. En la nave viaja klatuu, Michael Remie, y una criatura androide denominada Gort, con un poder terrible.

Nuestro clásico se sitúa de en el otro lado de la barrera representada por las películas anteriormente descritas. El extraterrestre, representado por Klaatu, es un ser racional, comprensivo , amigable, que lucha contra la incomprensión de un mundo que teme todo lo que sea extraño y diferente, para dar a conocer su mensaje. El mensaje debe oírlo la humanidad entera , por encima de naciones y personalidades. Un mensaje que rompía el contexto social y político de la época. La advertencia era clara, los hombres , después de alcanzado un nivel tecnológico determinado, cohetes y bomba atómica, se han vuelto peligrosos. Se dice que están a las puertas de los viajes espaciales. En realidad faltan todavía diez años para que Gagarin realice el primer viaje.

Que esto que estoy diciendo es evidente, queda reflejado en una escena donde unas de las comensales dice que el extraterrestre podría ser… “ustedes ya saben a quien me refiero”. Es decir, los soviéticos. Sin sospechar que el “terrible” extraterre es el amable Michael Rennie que está sentado junto a ellos. Este tono irónico hubiera sido impensable en las otras películas mencionadas donde la culpa de todo es del otro bando.

El ambiente es tenso, desde el principio , con la nave sobre la ciudad y ayudado por una magnifica banda sonora realizada por Bernard Hermann, autor también de la de Ciudadano Kane. Todo el mundo corre, todo está acelerado. Sólo Klaatu es tranquilo y, lo que es más importante, comprensivo.

De hecho a pesar del extraordinario poder de klaatu y de su androide, los humanos se muestran mucho más agresivos. Klaatu hace una demostración de poder universal al que hace alusión el título en inglés de la película. En Sudamérica la película se llamó “ El Día en que la Tierra se Paró”.

Pero Gort tiene autonomía, y sólo una frase puede pararlo. La débil Patricia Neal tiene que pronunciarla: “Klaatu Barada Nikto”. La película se convertirá en un gran clásico y la frase pasará a la historia de la ciencia ficción para siempre.

Tengo que reconocer y, seguro que como yo todo el que la viera en su día, que la figura de Gort, imponía. Ahora es lo único que ha quedado desfasado. Aunque esa visera levantándose y mostrando el rayo de la muerte es inolvidable. La película de todas formas no es inocente, hay un elogio a la democracia norteamericana, ejemplificados en el monumento a Lincoln y una defensa a la policía internacional, que puede actuar sin ser cuestionada, justificando las acciones de Gort. Frente a eso se critica que exista el cementerio de Arlington, Klaatu recuerda de donde él viene no existe la guerra y , por tanto, un cementerio así es incomprensible.

Podemos decir, que Ultimátum a la Tierra es un clásico inolvidable, que marcó una época y que, para la época en la que se realizó, fue una apuesta por un discurso distinto del oficial, con un mensaje mucho más conciliador. La figura de klaatu es extraña, es un diplomático a su vez científico y un ser altruista, trae un regalo que permitirá estudiar la vida en otros planetas, y que es destruido por los desconfiados soldados. No está claro si es un policía porque claramente dice que eso es lo que es Gort. Pero reconoceréis conmigo que en nuestros políticos, militares y no digamos policías esta mezcla no existe. La especie humana debe cambiar, dejar las guerras y unirse al resto de la comunidad interplanetaria, lo contrario implica la destrucción.

En el año 56, el mismo año en que se estrenó “La Invasión de los ladrones de Cuerpos”, se estrenaba otra maravilla: “Planeta Prohibido”, pero ésta merece otro artículo.

Curiosidades:

* Klaatu dice que ha viajado durante 5 meses terrestres, a 4000 millas por hora en la atmósfera terrestre, más rápido en el espacio. Haciendo un cálculo rápido nos salen 66.444 millas por hora, es decir, 111.111 km/hora. Ha viajado unos 250 millones de millas. Algún lugar entre Marte y Júpiter. Directamente desde Marte si no tomara la distancia más corta. El guionista se ha quedado bien corto.

* El nombre que adopta es Carpenter, carpintero, además muere y resucita, ¿No os suena a nada? Bastante mesiánico como se ve.

Anuncios

Cyrano de Bergerac

Posted in Comedia with tags , , on diciembre 4, 2008 by José Luis Parra

Edmond Rostand escribió Cyrano de Bergerac basándose en la vida de Savinien Cyrano de Bergerag, que se estrenó en París en 1897. Su obra tuvo una gran repercusión. Y después fue llevada a la opera y al cine.

Vamos a comentar aquí su adaptación cinematográfica producida por Stanley Kramer en 1950. La dirección corrió a cargo de Michael Gordon. Y los actores principales, un magnífico José Ferrer, la bellísima Mala Powers, y el insulso William Prince, cosa que le venía muy bien al personaje.

Muchos puntos en común tienen creación literaria y personaje real. Espadachines, participaron en la guerra contra los españoles, dramaturgos, poetas, y amantes de la luna y las estrellas. Aunque el personaje literario es menos científico que el original y más enamoradizo. Ambos tienen una lengua afilada como un estilete que les traerá no pocos enemigos.El personaje real es homosexual y el de ficción parsifaliano, en el sentido en que lo expresaba Umberto Eco, prefiere las relaciones entre hombres.

La obra comienza en un teatro, Cyrano interrumpe la acción y se gasta su asignación mensual en pagar los gastos. Después en un duelo, que es acompañado por un poema, hace una defensa satírica de su gran nariz. Mientras su prima, Roxana, lo observa todo desde el palco.El duelo , algo entrecortado para mi gusto, es el único momento de la película en que se nota un desajuste. El resto fluye de manera magistral.

Toda la obra como es bien sabido trata de la unión del joven Christian, con el ingenio de Cyrano para seducir a la prima de éste Roxana. Al final la prima termina enamorada de un ser que no existe. El componente virtual, diríamos ahora, es muy grande. De hecho esto se repite en muchos amores de la literatura. Cuando Christian muere, Cyrano queda como un amigo fiel tanto de ella, como de él.

Se podría decir que toda la obra es una lucha entre el amor, que no termina de realizarse, y el orgullo que impregna todas las acciones de Cyrano. Por orgullo se bate en duelo una y otra vez, por orgullo no asciende socialmente, por orgullo no se declara a su prima. Pero el orgullo, el honor, su nobleza de espíritu es lo que da grandeza al personaje.

La escena final es magnífica. Cuando Cyrano confiesa poco antes de morir que es el autor de los versos y las palabras que han enamorado a Roxana. Pero su último canto no es como parece evidente al amor, sino al orgullo, aquello que se lleva inmaculado a la tumba.

El Protegido

Posted in General on junio 12, 2008 by José Luis Parra

Una de las cosas que hace que destaquen los genios es la capacidad que tienen para aun teniendo una firma personal no hacer una obra sea algo clónico. En ese sentido este director va a tener que afinar mucho. Recuerdo un libro de Umberto Eco, “Seis paseos por los bosques narrativos”, donde se alababa la creación de la tensión en la obra literaria. Poniendo ejemplos de esta cuestión recalcaba la escena de “Conspiración de silencio” la maravillosa película dirigida por John Sturges. Spencer Tracy da una paliza con su único brazo al malvado, eso después de haber aguantado una serie de ofensas y de humillaciones sin rechistar. Se convierte en una especie de paroxismo, un momento que el espectador disfruta porque lleva toda la película acumulando la tensión. La catarsis se produce de manera inevitable.
El protegido es todo lo contrario, cada plano de la película es presen- tado como si se tratara de un momento cumbre, tantos momentos álgidos hacen que la película sea plana. Como si nos encontráramos en una meseta, eso sí. El amigo Willis sobreactúa más que de costumbre, o por lo menos se le nota más, lo que es achacable a este querer mostrarnos tanta y tanta trascendencia. Elijah, clave de la película, nos es presentado justo después del accidente de tren, curiosamente de niño, sin que medie un flashback decente, lo que se convierte en una chapuza de montaje.
Independientemente de todo esto y como opinión personal creo que este tipo de películas necesitan algo de sentido del humor, que brilla por su ausencia y, por supuesto, algo más de acción, que para eso es una película de superhéroes.

Alien, el octavo pasajero

Posted in Ciencia Ficción, cine on junio 2, 2008 by José Luis Parra

Una llamada de socorro, una nave que acude en su salvamento, un alien que es introducido en la nave, la tripulación va cayendo uno tras otro, el alien es destruido, finalmente la nave llega a la tierra con una carga mortal. Esta película se llama “Planeta sangriento” y es un clásico de la ciencia ficción, con una estética que hoy produciría risa. También es la saga completa de Alien, desde Alien hasta Alien resurrección. Pero la maravilla del cine es que las películas no tienen nada que ver. De hecho Alien (1979, Ridley Scott) fue un hito en la historia de la ciencia ficción. Lo que hace que las obras de arte lo sean es el concepto.
Un artista es grande cuando crea algo que antes nadie había hecho y alien es una precursora. Lo es en todos los sentidos. La atmósfera creada, la tensión que anima toda la película, los maravillosos diseños creados por Giger, que son la recreación de todo un mundo fantasmagórico, estructuras biometálicas cargadas de un no disimulado componente sexual (en alguna tienda de comics se pueden obtener los estudios realizados para Alien por Giger, una delicia para los ojos).
No cabe la menor duda que Alien bebe directamente de 2001 (1968, kubrick) y de Solaris (1971, Tarkovski), pero adquiere naturaleza propia llevada por un director que ha demostrado que tiene mucho que decir en esto del cine, sin importarle el género del que se trate. Por más que Blade Runner es otra cumbre en el género de la ciencia ficción. Tarkovski, Kubrick y Scott han dignificado el género sin ninguna duda.
No soy un fan en sentido estricto de la “saga” y, para mi gusto, Alien3 y alien resurrección bajan mucho el listón. Pero Aliens, el regreso me parece una magnifica película de aventuras. Sin la carga psicológica de la primera y por supuesto sin los mismos grados de tensión, sí que recuerda a momentos cumbres de la historia del cine. El binomio pequeño grupo de asediados / asediadores implacables de películas como el Álamo, objetivo Birmania y tantas otras. Es evidente que las historias se repiten, pero en este caso podemos contemplar un espectáculo diferente.